¿Cómo se corrigen los dientes desgastados? Causas, prevención y tratamiento

Cada vez más pacientes muestras preocupación por su estética dental. Sin embargo, es importante destacar que el desgaste dental puede tener otras complicaciones y, si no se corrige, empeorar con el tiempo. 

En primer lugar, es fundamental comprender las causas que han provocado el desgaste dental, a fin de detener su avance y prevenir su reaparición. Afortunadamente, existen diversos tratamientos disponibles para restaurar una bonita sonrisa.

Causas del desgaste de dientes

Lo más importante es que un profesional de la salud dental examine la boca. Puede que el origen del desgaste sea el tiempo y la edad, pero también hay otras causas que lo pueden provocar:

  • Mordida incorrecta: si los dientes están desalineados al masticar se descompensan las fuerzas de la mandíbula y algún diente o muela puede sufrir un desgaste acelerado.
  • Bruxismo: al apretar muy fuerte o rechinarlos puede llegar a dañar las superficies y producir desgaste en los dientes.
  • Erosión: causada por los ácidos de los alimentos o bien por un problema de reflujo gástrico. En cuyo caso se deteriora el esmalte, debilita el diente y puede provocar mucha sensibilidad dental.
  • Malos hábitos: como morder el bolígrafo, las uñas, abrir cosas con los dientes o muelas, masticar hielo, etc.

Cómo corregir los dientes desgastados

Una vez detectada la causa, se ponen los medios para que no siga empeorando y frenar el desgaste. Evitar los motivos que lo han provocado es primordial. O incluso prevenir antes de que el desgaste se produzca.

El mejor tratamiento para los dientes desgastados lo tiene que prescribir un especialista en estética dental. En función de cada paciente, la solución podría ser diferente. Por ejemplo, en el caso del bruxismo, es necesaria una férula de descarga. 

Aunque el objetivo es el mismo, recuperar la sonrisa y cuidar la salud.

Algunos de los tratamientos más habituales son:

  • Composite: se puede restaurar una pieza dental con esta resina, aunque no es la más duradera, sí se utiliza para pequeños desgastes. No se nota porque el color de la resina es el mismo que el de tu diente.
  • Carillas: las más frecuentes son las de porcelana, que cubren la parte frontal del diente. Queda perfecta porque se realizan a medida.
  • Coronas: que son prótesis fijas, a modo de funda que cubren por completo la pieza afectada.
  • Ortodoncia: para alinear los dientes y mejorar la oclusión al momento de morder. 

Es posible que para llevar a cabo alguno de estos tratamientos, necesites hacer más de una visita a la clínica dental. En la Clínica Soler Gomis, que apostamos por la Odontología Slow, tratamos de reducir al máximo posible el número de veces que nuestros pacientes acuden al centro. De esta manera se ahorra tiempo en desplazamientos y nos centramos en cada uno de los pacientes durante todo el tiempo que requiera durante su paso por la clínica dental. 

Cómo puedes saber tú si tus dientes están desgastados

En algunos casos, a simple vista vas a poder detectar si tienes alguna pieza desgastada. Ponte frente al espejo y observa tus dientes. Tanto los de arriba como los de abajo son simétricos, lo que significa que puedes comparar los dientes de cada lado.

Si te percatas de que un diente es de menor tamaño, puede que esté desgastado. La sensibilidad dental también puede ser un síntoma de que el esmalte se ha desgastado.

Al menor síntoma, acude a revisión con el dentista para que te haga un examen exhaustivo. Deja tu sonrisa en manos de profesionales y que nada te impida presumir de boca saludable y bonita.

¡COMPÁRTELO!

Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn

¡COMPÁRTELO!

¡Compártelo!

También te pueden interesar…

¿Empezamos el cambio?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

Queremos ayudarte
¿Te llamamos?

¡Deseando conocerte!

Te llamaremos en breve para fijar tu próxima visita a la clínica.

¿todavía no nos sigues?