Consejos para un blanqueamiento dental duradero: precisión y personalización 

En nuestra búsqueda constante de una sonrisa más radiante y saludable, el blanqueamiento dental se ha convertido en un aliado esencial. Sin embargo, alcanzar resultados duraderos va más allá de la simple aplicación de productos. 

Oferta del 40 % en BLANQUEAMIENTO DENTAL a nuestros pacientes de ORTODONCIA

Financiación a medida

¿Cómo garantizar que los resultados perduren en el tiempo? 

Descúbrelo a continuación.

¿Cómo funciona el blanqueamiento dental?

El blanqueamiento dental lo que pretende es eliminar manchas y decoloraciones en los dientes, devolviendo su color natural y proporcionando una sonrisa más brillante.

El blanqueamiento dental puede llevarse a cabo de diversas maneras, pero generalmente implica el uso de agentes blanqueadores, como el peróxido de hidrógeno o carbamida. Estos agentes penetran en el esmalte dental y descomponen las manchas y pigmentos que han oscurecido los dientes con el tiempo.

Existen dos enfoques principales para realizar el blanqueamiento dental:

a. Blanqueamiento en la clínica dental: 

Este método implica la aplicación de agentes blanqueadores más concentrados. En ocasiones si usa luz para acelerar el efecto de los geles, aunque no es indispensable. Es un procedimiento más rápido y supervisado por profesionales.

b. Blanqueamiento dental en el hogar:

Se utilizan productos blanqueadores, como geles, que contienen concentraciones moderadas de agentes blanqueadores. El paciente sigue un régimen específico en casa, aplicando los productos durante un período más o menos prolongado.

Aquí encontrarás información más detallada sobre cuál es la diferencia entre un blanqueamiento en casa o un blanqueamiento en clínica.

Independientemente del método, siempre debe ir prescrito por un profesional especialista, puesto que vela por la integridad de la encía, la calidad y el tipo de diente; además, del manejo del producto en casa y sus reacciones en la boca. No todos los pacientes pueden utilizar el mismo método. Es esencial destacar que el blanqueamiento dental no es un proceso único y puede requerir mantenimiento a lo largo del tiempo.

Si experimentas sensibilidad dental, o el cambio de tono se debe a la toma de algún medicamento, consulta con el dentista para encontrar la mejor solución y porque son importantes en el resultado del tratamiento del blanqueamiento.

Consejos para un blanqueamiento dental duradero

Ahora que comprendemos cómo funciona este proceso, podemos explorar los consejos que garantizarán resultados duraderos y una sonrisa resplandeciente.

  1. Elección de productos: es tu odontólogo quien debe orientarte y recomendarte el tipo de compuesto que será más beneficioso en tu caso particular. No te dejes llevar por modas o tendencias en redes sociales, puesto que lo barato te puede costar la salud de tu sonrisa.
  2. Higiene bucal adecuada: clave para asegurar resultados duraderos. Cepíllate como mínimo 2 veces al día y usa hilo dental a diario.
  3. Evita ciertos alimentos y malos hábitos: alimentos con un alto contenido en pigmentos, como el curri, la remolacha o la cúrcuma. Además del tabaco, el vino tinto, tés y el exceso de café, que pueden disminuir la luminosidad y blancura de los dientes.
  4. Programa de mantenimiento: las visitas al dentista son esenciales para evaluar y mantener los resultados a lo largo del tiempo.

Mitos comunes sobre el blanqueamiento dental

Es hora de desmitificar algunas creencias erróneas que rodean al blanqueamiento dental. La realidad puede sorprenderte:

Mito 1: el blanqueamiento dental daña el esmalte

Realidad: cuando se realiza correctamente, el blanqueamiento dental no daña el esmalte dental. Los productos utilizados en los procedimientos profesionales y en el hogar están diseñados para ser seguros y efectivos. Es fundamental seguir las indicaciones de los profesionales dentales, utilizar solo aquellos que ellos nos recomienden y no abusar de los productos.

Mito 2: el blanqueamiento dental es doloroso

Realidad: si bien algunos pacientes pueden experimentar sensibilidad temporal durante o después del blanqueamiento, este no debería ser doloroso. Recibirás unas indicaciones y recomendaciones de productos para disminuir la sensibilidad. 

Mito 3: los resultados son instantáneos y permanentes

Realidad: aunque es posible ver resultados notables después de un solo tratamiento, el blanqueamiento dental generalmente requiere tiempo y consistencia. Además, los resultados no son permanentes y pueden variar según la persona y su estilo de vida. Mantener una buena higiene bucal y seguir las recomendaciones del dentista son clave para prolongar la blancura.

Mito 4: Todos los blanqueamientos son iguales

Realidad: existen diferentes métodos y productos de blanqueamiento dental y su efectividad varía de un paciente a otro. Los tratamientos en la clínica dental suelen ser más rápidos y potentes que los tratamientos caseros, pero cada paciente es único. Es importante personalizar el enfoque según las necesidades y condiciones específicas de cada dentadura.

Mito 5: el blanqueamiento dental no es necesario si tienes dientes blancos

Realidad: incluso aquellos con dientes naturalmente blancos pueden experimentar decoloración con el tiempo debido a factores como la alimentación y el envejecimiento. El blanqueamiento dental no solo mejora el color, sino que también elimina manchas, proporcionando una sonrisa más vibrante y saludable.

La realidad es que, cuando se realiza de manera responsable, este tratamiento puede ofrecer resultados notables y seguros, contribuyendo a una sonrisa más luminosa y confiada.

Lo último en tecnología para un blanqueamiento preciso

En la clínica dental de Barcelona, Soler Gomis, sabemos que la precisión es esencial. Por eso, contamos con lo última tecnología para blanqueamientos, como un espectrofotómetro digital para la determinación del color dental precisa, rápida y fiable en dientes naturales y en restauraciones cerámicas recubiertas (carillas).

Espetrofotómetro de última tecnología para conocer el tono de tu sonrisa

Gracias a ello, se controla exactamente cuál es el color del que se parte al inicio del tratamiento, se controla cada 2 semanas la luminosidad del diente, y se conoce exactamente el número de unidades SGU (Shade Guide Units) conseguidos. Se elimina la subjetividad o de compararlo con manualmente.

Si quieres realizar un blanqueamiento y que sea duradero, confía en nosotros para tu mejor sonrisa.

¡COMPÁRTELO!

Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn

¡COMPÁRTELO!

¡Compártelo!

También te pueden interesar…

¿Empezamos el cambio?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

Queremos ayudarte
¿Te llamamos?

¡Deseando conocerte!

Te llamaremos en breve para fijar tu próxima visita a la clínica.

¿todavía no nos sigues?