Relación entre los problemas de sueño y la salud dental

Que necesitas descansar entre 7 y 8 horas para tu bienestar general es algo conocido por todos. Sin embargo, ¿te has preguntado si lo que ocurre durante el sueño afecta a tu salud dental? ¿O si tus problemas dentales impiden que descanses como deberías?

Lo cierto es que el cómo duermes sí que tiene mucha relación con la salud bucodental. En este artículo, exploraremos cómo diferentes aspectos del sueño pueden influir en la salud de tus dientes y encías, y te proporcionaremos consejos para prevenir posibles problemas.

Bruxismo: mandíbula apretada inconscientemente

Uno de los problemas más comunes relacionados con el sueño y la salud dental es el bruxismo, que es el hábito involuntario de apretar o rechinar los dientes durante el sueño. El estrés y la ansiedad suelen ser causas subyacentes de este problema. El bruxismo no solo puede desgastar el esmalte dental con el tiempo, sino que también puede llevar a fracturas dentales y dolores en la mandíbula.

Para combatir el bruxismo, es importante abordar las causas subyacentes del estrés y la ansiedad. Además, el uso de férulas, diseñadas a medida, puede ayudar a proteger tus dientes mientras duermes y reducir los efectos dañinos que produce en tu salud dental.

Dormir con la boca abierta: desprotege tu esmalte dental

Otro factor que puede afectar tu salud bucodental durante el sueño es dormir con la boca abierta. Cuando duermes con la boca abierta, se reduce la producción de saliva, lo que puede llevar a la sequedad bucal. La saliva es esencial para neutralizar los ácidos producidos por las bacterias en la boca, por lo que su disminución aumenta el riesgo de caries y enfermedades de las encías.

Si tienes la tendencia de dormir con la boca abierta (y te resulta imposible cambiar este mal hábito), intenta mantener un ambiente de sueño adecuadamente humidificado. Además, beber suficiente agua durante el día también puede ayudar a mantener la boca hidratada.

Limpieza bucal antes de acostarse: un paso que no deberías saltarte

Lavarse los dientes después de cada comida es lo ideal. Entre 2 y 3 veces al día es lo más aconsejable. A veces no es posible, pero la de por la noche es la limpieza más importante, porque son muchas horas en las que las bacterias pueden dañar tu esmalte y encías. Además, durante la noche se reduce la producción de saliva, que actúa como protector.

Por ello, no hacer una buena limpieza bucal antes de acostarse puede tener un impacto negativo en tu salud dental. Aquí te dejamos nuestras recomendaciones y consejos para hacer una higiene dental correcta.

Durante el día, los restos de comida y bacterias se acumulan en la boca. Si no te cepillas y usas hilo dental antes de dormir, estas partículas quedan atrapadas en la boca durante horas, lo que puede contribuir al desarrollo de caries y enfermedades de las encías.

Establecer una rutina de higiene bucal completa antes de acostarte es esencial para mantener tus dientes y encías saludables. Asegúrate de cepillar tus dientes durante al menos dos minutos, emplear hilo dental para eliminar los restos de comida entre los dientes y enjuagarte con un colutorio recomendado por tu dentista.

Enfermedad de las encías y sueño insuficiente: una conexión bidireccional

La relación entre la enfermedad de las encías y la falta de sueño es bidireccional. Por un lado, la falta de sueño puede debilitar el sistema inmunológico en general, pudiendo afectar a las encías si están debilitadas. Por otro lado, la enfermedad de las encías no tratada puede provocar molestias que dificulten el sueño y reduzcan la calidad de tu descanso.

Para mantener tus encías saludables, es esencial cuidar tu higiene bucal y también priorizar un sueño adecuado. Si tienes problemas para dormir, considera adoptar hábitos que promuevan un sueño reparador, como establecer un horario regular de sueño, crear un ambiente propicio para dormir y limitar la exposición a dispositivos electrónicos antes de acostarte.

En resumen, la conexión entre los problemas de sueño y la salud dental es innegable. Desde el bruxismo hasta dormir con la boca abierta y descuidar la limpieza bucal nocturna, diversos factores pueden influir en la salud de tus dientes y encías. Mantener una buena rutina de higiene bucal y abordar los problemas de sueño puede contribuir significativamente a tu bienestar general y a una sonrisa radiante. Pide cita para revisión y consúltanos para evaluar tu caso concreto.

¡COMPÁRTELO!

Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn

¡COMPÁRTELO!

¡Compártelo!

También te pueden interesar…

¿Empezamos el cambio?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

Queremos ayudarte
¿Te llamamos?

¡Deseando conocerte!

Te llamaremos en breve para fijar tu próxima visita a la clínica.

¿todavía no nos sigues?